Escudo Institucional Responsive

Montas identifica crisis bancaria 2003 como causa determinante del no cumplimiento Objetivos del Milenio

Consejo de Ministros aprueba el Plan Nacional de Desarrollo
20 Septiembre, 2010
Afamado consultor francés plantea los retos de la Estrategia Nacional de Desarrollo
12 Octubre, 2010
Mostrar todo

Montas identifica crisis bancaria 2003 como causa determinante del no cumplimiento Objetivos del Milenio

end-5130El Ing. Temístocles Montás.

El retroceso al que el país fue empujado por la crisis bancaria que en el 2003 anuló los avances sociales y económicos logrados hasta entonces ha sido identificado por el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo como la causa fundamental que impedirá a República Dominicana cumplir con los Objetivos del Milenio de reducir la pobreza extrema a la mitad en el 2015.

“Lo que el presidente dijo en la ONU es, en gran medida, el resultado de un trabajo que bajo la coordinación del Ministerio (de Economía, Planificación y Desarrollo) elaboraron varias instituciones gubernamentales y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el que participaron ciento veinte personas y casi 39 organizaciones que durante un largo tiempo estuvieron haciendo una evaluación de la situación en que nos encontrábamos en cada uno de esos objetivos”, informó el ingeniero Temístocles Montás. (Ver presentación en formato PDF).

El Presidente Fernández citó precisamente esa crisis financiera como la causa que devaluó cien por ciento la moneda, disparó la inflación, el desempleo y la pobreza.

El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo reconoció este miércoles en una entrevista televisual tanto los logros como los Objetivos del Milenio que la República Dominicana no podrá lograr al 2015.

El ingeniero Temístocles Montás, entrevistado en el programa El Día del Canal 11 por los periodistas Huchi Lora y Amelia Deschamps, citó entre los logros del objetivo tres, el promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer.

“Este objetivo está prácticamente eliminada y aún más, pues salvo en la educación primaria, las mujeres superan (a los hombres) en educación secundaria y superior”, pero reconoció que el otro objetivo, reducir la maternidad materna en un 75% entre 1990 y 2015, no habrá manera de lograrlo.

Mortalidad Materna, sida

Recordó que ello implicaba reducirla de 188 por mil en 1991 a 47 por mil en 2015, cuando los datos de que se disponen al 2007 son que tenemos todavía una mortalidad materna de 159 por mil, un avance apenas de 33 por ciento.

Respecto al Objetivo seis, combate al sida, a la malaria y a otras enfermedades, citó que la prevalencia del sida entre personas de 15 a 24 años cayó de 0.6 por ciento en 2002 a 0.3 en 2007, un balance positivo.

“Lograr para el 2010 el acceso universal al tratamiento (contra sida) de todas las personas que lo necesitan pasó de un 23 por ciento en 2002 a un 71 por ciento en 2007, y la meta es un cien por ciento en 2015”.

Medio ambiente, saneamiento

Montás reconoció que otro aspecto en que se ha avanzado es en garantizar la sostenibilidad del medio ambiente, pues República Dominicana es uno de los pocos países que ha logrado aumentar la proporción de superficie de tierra cultivada por bosques.

“Para 1990, el 28.4 por ciento de la tierra era bosques, al 2009 la proyección es de 32.6, un gran esfuerzo. Además, un elemento importante de este objetivo es aumentar la proporción de la población con acceso a mejores fuentes de agua potable”.

Al respecto citó que en 1991, el 66.4 de la población tenía acceso a ella y en 2007 llegó a 86.1, y la meta se cumplió, que era llegar a un 83.2 por ciento.

“Además, aumentar la proporción de la población con mejores servicios de saneamiento, que en 1991 era 61%, ahora es de 83%, lo que tiene que ver con que en el sector agua potable se ha hecho una gran inversión”, comentó.

El funcionario, al analizar muchas de las metas no cumplidas y que tampoco podrán ser alcanzadas lo atribuyó al retroceso al que el país fue empujado por la crisis bancaria que en 2003 anuló los avances sociales logrados hasta entonces.

La entrevista estuvo enfocada de manera exclusiva en el informe de rendición de cuentas de jefes de Estados y de Gobierno sobre los Objetivos del Milenio del presidente Leonel Fernández en su comparecencia del martes ante la 65 Sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas, en Nueva York.

“Lo que el presidente dijo en la ONU es, en gran medida, el resultado de un trabajo que bajo la coordinación del Ministerio (de Economía, Planificación y Desarrollo) elaboraron varias instituciones gubernamentales y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el que participaron ciento veinte personas y casi 39 organizaciones que durante un largo tiempo estuvieron haciendo una evaluación de la situación en que nos encontrábamos en cada uno de esos objetivos”, informó Montás.

Pobreza extrema

“El primero, clave del programa, es erradicar la pobreza extrema. La meta era reducir a la mitad entre 1990 y 2015 la proporción de la población por debajo de la línea nacional de extrema pobreza (personas que viven con menos de un dólar diario, unos 37 pesos), en estos momentos poco más de diez de cada cien dominicanos (10.4%)

Recordó que el punto de partida para hacer el balance fue el 1990, cuando la cantidad de dominicanos y dominicanas que vivían con menos de un dólar al día era de 10.8%.

“Se entendía que al 2015 esa población debía ser disminuida a la mitad, a 5.4% pero, al día de hoy está en 10.4, muy poca reducción en ese lapso. No es posible, dada la tendencia, reducirla a la mitad. Al máximo a 7.4 es lo que podría llegarse al 2015”, observó.

Para el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo lo importante en cuanto a este objetivo es reconocer que si el país no hubiese pasado por la crisis financiera de 2003, que es el elemento fundamental, la tendencia señalaba que habríamos tenido un mejor resultado.

Montás recordó que en 1990 la República Dominicana tenía una pobreza extrema de 10.8, que once años después, en 2001, descendió a 8.1.

“Pero la crisis bancaria de 2003 la llevó al año siguiente a 15.9%, en el 2004”, recordó el funcionario.

Agregó que, aunque dentro de ese objetivo también surgen otros planteamientos, el dato antes citado refleja y explica las razones de la imposibilidad de cumplir con esa Meta del Milenio, de reducir la pobreza extrema a la mitad en 2015.

Entre los otros planteamientos a que hizo referencia, Montás citó que para 1991 la proporción de población menor de cinco años en estado de desnutrición era de 19.4%, que luego bajó a 9.8% en 2007, unos diecisiete años después.

El funcionario recordó que la población por debajo de consumo mínimo de energía alimentaria era de 27% en 1991 y bajó luego a 21%, al 2005, cuando lo esperado para el 2015 era una reducción a 13.5, pero las proyecciones dicen que lo máximo será 17.2.

En otro orden, Montás, en respuesta a otra pregunta de los entrevistadores, y apoyándose en las aspiraciones de la Estrategia Nacional de Desarrollo, identificó como “mala calidad en el gasto” la existencia en determinadas instancias oficiales de personal estimado excesivo.

Empleo

En este aspecto recordó que la crisis bancaria distorsionó todo el desempeño social del país a lo largo de los últimos diez años. Explicó que a 1990 los niveles de pobreza general eran de 34%, que se redujeron a 28% en 2001, pero la crisis bancaria del 2003 los disparó a 34% en 2004, y la meta llevarlo a la mitad en 2015, a 17%.

Pero lo que había que reducir a la mitad era la pobreza extrema, de 11 por ciento a 5.4% al 2015.

“Si bien es cierto que ese indicador comenzó a bajar desde 1990 hasta el 2001, cuando bajó de 10.8 a 8.5, a partir de la crisis financiera se metió a 15.9, casi el doble, O sea, lo que se había avanzado se retrocedió totalmente. Entonces, a partir de 2004, de 15.9 por ciento de la población se bajó a 10.4, prácticamente igual que en 1990, que era 10.8, tendencia que impedirá llegar al 5.4 en 2015, la meta planteada.

“Ahora, por qué razón, porque la crisis bancaria del 2003 prácticamente duplicó los niveles de pobreza en el país, incrementó el desempleo en más de un cincuenta por ciento, pues pasó de 13.9 a 19.2 por ciento. Entonces, todo el esfuerzo que se ha hecho del 2004 para acá, tratar de recuperarlo, no ha sido posible en este periodo de seis años.

“Lo más difícil es lograr que la parte social reaccione con la rapidez con que lo hace la economía. Lo que se logra en la economía no se refleja inmediatamente en el área social, y por esa razón, a pesar de que ha habido crecimiento económico y generación de empleos, no ha sido posible reducir los niveles de pobreza extrema ni siquiera a los niveles de 2001. Entonces, creo que evidentemente se reconoce que no se va a llegar al 2015 al objetivo que se había planteado”, comentó.

Mortalidad infantil

La meta era reducirla en unas dos terceras partes, tomando como punto de partida la de 1990-93, que es el dato que se toma. Esa mortalidad era 65 por mil, y la idea era que si se iba a reducir ese porcentaje al 2015 a un 67%, equivalía a 21 por mil.

En 2007 la mortalidad había caído a 36 por mil, casi la mitad del objetivo, lo que significa que si la tendencia continuara se llegaría al 22 por mil en 2015, que tampoco se lograría, salvo que se dispusiera de los recursos, inexistentes.

El objetivo dos es lograr la enseñanza primaria universal, asegurar que en 2015 los niños y niñas puedan terminar un ciclo completo de enseñanza primaria, de primero de básica a octavo. En 1990 el 23.2% de los niños y niñas completaban el grado y al 2009 subió a 75.8%, y la meta es el cien por ciento. Parece que se llegara a un 86%.

Cuando se cuestionó a Montás sobre cómo entonces el Estado, admitiendo que no podrá lograr esas metas, reduce en términos proporcionales para el nuevo presupuesto las asignaciones a educación y salud, respondió que en términos absolutos se les mantienen los actuales. Aunque, en otra respuesta, no se corresponda con el 5% del PIB.

“Creo que hay un serio problema de un país en donde se cree que el estado es poderoso, y el estado es débil. El elemento medular del Estado dominicano es que con una capacidad tributaria de un 13% no es verdad que puede destinar más a educación y salud que lo que tiene destinado.

Reconoció que hay recursos que están destinados a áreas que no son prioritarias, lo que justificó en que el

Gobierno tiene que balancear por ejemplo en infraestructuras, que también juegan un papel social fundamental, pues no es contraponer carreteras, puertos, metros, porque hay que resolver el problema del transporte.

“Al final de cuentas es un problema de recursos. Sé que hay un problema de la calidad (del gasto) pero también de magnitud”.

El Ing. Temístocles Montás.

MEPyD
MEPyD
Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo
Free WordPress Themes, Free Android Games
Tamaño letra
Contraste
Logo MEPyD