Escudo Institucional Responsive

Temístocles Montás: “El PLD es un proyecto del pueblo, no de nadie en particular”

Lic. Juan Reyes
Viceministro dice mejora competitividad es reto nacional
17 Septiembre, 2013
Hernán Paredes
RD representa a Latinoamérica en cumbre internacional de ONG en Washington
19 Septiembre, 2013
Mostrar todo

Temístocles Montás: “El PLD es un proyecto del pueblo, no de nadie en particular”

Temístocles Montás

Temístocles Montás pondera el crecimiento que ha tenido el país durante los gobiernos del PLD, a nivel de libertades e infraestructura. (Foto por: Juan Almánzar)

En este diálogo, mientras el político hablaba de su vinculación con Bosch y el PLD, el ser humano se emocionaba al recordar los consejos de su padre.

En esta oportunidad, Temo, como lo llaman sus íntimos, no habló sobre crecimiento micro o macroeconómico, y aunque por momentos no fue fácil dejar de lado al político, que hacía su asomo a cada momento, el ser humano se impuso, y nos contó sobre sus primeros años en San Cristóbal, las dificultades de los días finales de la Era de Trujillo y el crucial paso a la democracia.

Recordó su viaje a los Estados Unidos, en sus años de estudiante, la inclusión al Comité Central de su partido, el inolvidable día de la graduación de su hija, que lo emocionó hasta las lágrimas. Nos confesó que entre amigos, y para botar el estrés, disfruta cantar y bailar, preferiblemente merengue. Pero el político no se ausenta por mucho tiempo en esta conversación, toma la palabra y con firmeza declara que el PLD, no tiene más dueño que el pueblo dominicano.

1. Primeros años

Nací en San Cristóbal, el día seis de mayo del año 1948, hijo de Bienvenido Montás y de Mercedes Domínguez. Los primeros ocho años de mi vida viví en Cambita de Los Garabitos y de ahí la familia se mudó a San Cristóbal. Allí crecí, estudié en la escuela primaria y en la secundaria. Fui a la Universidad Autónoma de Santo Domingo, donde me gradué, en febrero de 1974. Formo parte de una familia de 10 hermanos, seis varones y cuatro hembras, todos somos profesionales. A pesar de que procedemos de una familia con orígenes muy pobres, mi papá era jornalero y mi madre era ama de casa, ambos nos inculcaron la importancia de una buena educación.

2. Un buen estudiante

Me dediqué a estudiar, fui un estudiante ejemplar. Tan ejemplar, que en el año 1964, la Embajada de los Estados Unidos organizó un viaje a esa nación con el propósito de que los estudiantes dominicanos conocieran el sistema de High School y para ese viaje seleccionaron a los 12 mejores estudiantes del país, y entre esos 12 estaba yo. Esa fue una grata experiencia porque yo venía de una familia muy pobre y de buenas a primeras, yo que apenas conocía la capital, me veo en Nueva York, en Philadelphia, en San Luis, en Arizona, en Chicago, Washington. Eso tuvo un gran impacto personal para mí, nos dio la oportunidad de compartir con estudiantes norteamericanos. Cada semana, entre octubre y diciembre del año 1964, en ese ínterin, visitamos diferentes escuelas de los Estados Unidos.

3. Tiempo difícil

Es complicado decirlo así, pero los años finales de la Era de Trujillo y los primeros años de la etapa democrática dominicana fueron tiempos difíciles, por la pobreza y las dificultades en las que uno vivía en esos años, uno no podía acceder a las cuestiones fundamentales. Yo diría que esa fue la parte más dura de la vida, porque desde el punto de vista económico fue difícil para muchas familias dominicanas y uno que estaba creciendo en ese entonces se daba cuenta. Por eso, esa es la época de mayor tristeza que yo recuerdo, no diría que con pesar, pero es la etapa de mi vida que más recuerdo porque fue para mí la más difícil. Difícil porque no se generaba empleo. En el año de 1964 a mi papá se le entregó una parcela de la Reforma Agraria y él la sembró de yuca, plátano, batata, arroz, maíz y eso contribuyó mucho a ayudar a la familia. Entonces las cosas comenzaron a cambiar.

4. Un padre solidario

Lo que más recuerdo de mi papá es su solidaridad. Mi papá era un hombre muy solidario, no nos dejó solos, a pesar de todos los problemas y la pobreza siempre estuvo ahí con nosotros y, además, fue una persona que siempre se identificó políticamente con nosotros. El camino que nosotros políticamente elegimos, él lo siguió. Yo recuerdo algo que nunca se me va a olvidar. Y es que cuando tuvimos que reunirnos para tomar la decisión de irnos del PRD para fundar el PLD, eso se hizo en mi casa, en San Cristóbal, y cuando nos reunimos un grupo de dirigentes de lo que era el PRD entonces, mi papá, que no era dirigente del PRD, con todos nosotros reunidos ahí, dijo: ´hay que seguir al viejo, porque el viejo es un hombre serio´. Eso me impactó mucho, ya nosotros habíamos tomado la decisión de seguir a Juan Bosch, pero que él lo dijera delante de otros dirigentes que no se fueron con nosotros, para mí fue trascendental. Mi papá murió. Lo extraño mucho porque fue un gran amigo, muchas veces lo consultábamos y nos daba consejos y ahora ya no está.

5. Madre abnegada

Mi madre es la gran articuladora de la familia. En los momentos en que mi papá tenía que salir a buscar trabajo, ella era la que se encargaba de cuidar a los hijos. Nos cuidaba celosamente, siempre nos inculcó hacer las cosas bien, nos enseñó a respetar. Cuando entendía que nosotros desobedecíamos alguna orden de ella, nos castigaba y con el tiempo uno termina reconociendo que lo hacían por el bien de uno. Mi madre ha sido una madre muy abnegada. Aún vive.

6. Fue por mi bien

Una vez, yo recuerdo que en la época difícil de la Era de los 12 años de Balaguer, siendo yo estudiante universitario, mi papá me dijo: “no llegues a la casa después de las 10 de la noche. Tienes que llegar antes de las 10”, en esa época difícil, que había mucha preocupación por el tema de los asesinatos y lo de la Banda. Él fue muy enfático en que no llegáramos después de esa hora y yo esa vez llegué como a las 11 de la noche y me dieron una de esas pelas que uno tiene que llorar, pero con el tiempo, uno termina reconociendo que eso era por nuestro bien, era cuidándonos que estaban y eso se agradece al final de cuentas.

7. Al Comité Central

El grupo universitario había quedado muy maltrecho al salir Hatuey Decamps de la universidad, entonces se hizo un acto público que fue convocado por la dirección del PRD y a mí me tocó hablar en nombre de los estudiantes universitarios, para reconocer el trabajo que se había hecho con la reformulación del grupo estudiantil. Yo creo que ese hecho fue el que me catapultó políticamente, porque como consecuencia de eso, cuando se fundó el PLD y se eligió el primer Comité Central, a mí se me eligió como miembro; porque cuando se le preguntó a la juventud universitaria del partido, que quién creían ellos que debía representarlos en ese organismo, todos dijeron: “Temístocles Montás”. Desde entonces yo he estado en el Comité Central del PLD.

8. Proyecto del pueblo

Siempre he visto al PLD como un proyecto político. Yo he dicho que cuando Juan Bosch creó al PLD, lo creó sobre la base de dos grandes valores; la lucha por la libertad y la lucha por la justicia social. Por eso les digo a los compañeros que el PLD es un proyecto que tiene que permanecer, porque esos valores están ahí y tenemos que seguir luchando por ellos. Por eso trato de explicar que este es un proyecto, no de nadie en particular, ni siquiera Juan Bosch intentó poner el PLD a su servicio personal. Yo les digo a los compañeros que cuando se estableció el lema del partido, se dijo: Servir al partido para servir al pueblo, no fue: Servir a Juan Bosch para servir al pueblo. De manera que no se puede, bajo ninguna circunstancia, permitir que el proyecto PLD se ponga al servicio de nadie en particular, es un activo de todos. Es un proyecto que tiene que estar al servicio del pueblo dominicano y para que pueda estar al servicio del pueblo dominicano tiene que haber renovación permanente en el liderazgo que va a la Presidencia de la República.

9. Logros de un partido

El país ha avanzado, ha hecho grandes esfuerzos en poner en marcha programas sociales tendentes a disminuir la pobreza y las desigualdades, no hemos avanzado todo lo que hubiéramos querido en ese renglón y por eso digo que sigue siendo válido el proyecto PLD, porque su gran tarea es avanzar en eso. Siempre digo, y este es un elemento que quiero transmitir, que los gobiernos cuando se evalúan hay que evaluarlos en función de activos y de pasivos. Los gobiernos dejan activos y dejan pasivos y yo creo que al valorar los gobiernos uno lo que tiene que ver es qué más dejaron, si más activos o más pasivos. Yo creo que en el caso del PLD, le ha dado al país más activos que pasivos, no dejamos de reconocer que hay pasivos, pero esos pasivos tenemos que tratar de reducirlos porque son, al final de cuenta, las cosas que le hacen daño al PLD.

10. El ser humano

Me siento muy orgulloso de mi familia. Soy casado, tengo tres hijos, dos varones y una hembra, son profesionales los tres. Me siento muy contento. Yo digo que una de mis grandes satisfacciones fue cuando nació mi primer hijo, Alfonso Temístocles y, por su puesto, mis otros hijos también, Raquel es la segunda y Juan Carlos el menor. Una gran satisfacción fue cuando vi a mi hija, Raquel, recibir su diploma, el día que se graduó de Administración de Negocios.

Cuando la vi tan contenta, no pude evitar llorar de la emoción. (Al narrar este recuerdo, la emoción humedece sus ojos). En mi tiempo libre, me gusta mucho el baile, de muchacho jugaba pelota, me encantaba la pelota, pero ahora cuando puedo me gusta bailar y de vez en cuando cantar. Mis amigos dicen que canto bien. Me gusta cantar merengue; eso, obviamente, entre amigos. Es una manera de botar el estrés.

Pros y contras de un servidor público

Lo bueno de ser servidor público es que uno trabaja siempre pensando en servirles a los demás, en hacer cosas que beneficien y echen para adelante al país. Lo malo es que malinterpreten a uno y que se formen juicios equivocados de uno. Eso es lo que más duele, pero esas son las cosas de la política. En la política usted sabe que no a todo el mundo le va a gustar lo que uno hace, pero lo importante, sobre todo en el caso mío, es actuar pensando que lo que estoy haciendo, lo estoy haciendo en provecho del país. Los juicios siempre van a salir, unos a favor, otros en contra. A uno lo que le duele son las malinterpretaciones y que traten de dañar reputaciones, que traten de dañar a uno desde el punto de vista moral. Eso es lo más preocupante del ejercicio de la política. Un hecho que es penoso en nuestro país, es que por una serie de circunstancias la función pública está desacreditada, entonces en base a eso quieren englobar a todo el mundo. Lo que hay que tener claro es que el hecho de que algunos funcionarios desacrediten la función pública, no significa que todos actúan de la misma manera. Hay diferentes formas de actuar y en muchas casos hay muchos como yo, que desde el gobierno lo que tratamos es de hacer las cosas bien.

Avances

Este país ha ido avanzando en la conquista de libertades, pero en lo que todavía tenemos que hacer muchos esfuerzos es en la lucha por la justicia social”.

Ventaja

Ser buen estudiante me permitió tener acceso a créditos educativos y me permitió ayudar a la familia, porque terminé siendo monitor en la universidad”.

Tomado de El Caribe, jueves 19 de septiembre, 2013. Por Evelyn Irizarri.

MEPyD
MEPyD
Ministerio de Economía Planificación y Desarrollo
Free WordPress Themes, Free Android Games
Tamaño letra
Contraste
Logo MEPyD