Estado incluye el análisis de riesgo de desastre en la inversión pública por el cambio climático

arte-post-copia-2-copia-cspia-copia-copia

Santo Domingo, 4 de septiembre.- Ante el cambio climático que aumenta la frecuencia e intensidad de los fenómenos atmosféricos como las lluvias causantes de inundaciones que provocan daños humanos y materiales, el Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD) incluyó el análisis de riesgo de desastre en las normas técnicas del Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP).

La Dirección de Inversión Pública del MEPyD explicó que con ese objetivo de prevención y atenuación fueron actualizadas las normas, que incluyen el enfoque de género.

El propósito de las normas técnicas es el de ordenar, orientar, facilitar y hacer más eficiente el proceso de inversión que hace el Estado a través del SNIP, bajo la dirección política del Poder Ejecutivo y la rectoría del MEPyD.

Además fortalecerán las normas específicas de programación física y financiera de los proyectos formulados y ejecutados por las instituciones públicas.

En adición, esa actualización incluye este año 2017 la evaluación y el cierre de los proyectos estatales.

Las normas del SNIP se implementan desde 2009 y responden al mandato del artículo 21 de la Ley que creó al MEPyD (496-06) y al artículo 61 del reglamento de aplicación de la Ley 498-06 que creó el SNIP.

La Dirección General de Inversión Pública indicó que busca garantizar la eficiencia y la eficacia en la ejecución de proyectos, informó la Unidad de Comunicaciones del Ministerio.

De ahí que dichas normativas fueran actualizadas conforme a un modelo progresivo que permite empoderar cada vez más a las instituciones públicas de los procesos de gestión de la inversión, ajustarlos gradualmente y alcanzar una mayor cobertura y aplicación en el marco del ciclo de vida de los proyectos.

En atención a las buenas prácticas internacionales, el país incorpora a las normas técnicas temáticas importantes que coadyuvan al uso eficiente de los recursos públicos y a la sostenibilidad de los mismos,  para lograr el valor público esperado.

En resumen, con la aplicación de los procesos orientados hacia la evaluación y cierre de los proyectos durante la ejecución, como medida de eficiencia y eficacia, y la gestión de riesgos de desastres como procedimiento normativo y herramienta metodológica, se contribuye y se da un gigante paso hacia la sostenibilidad de las obras del Estado.