Escudo Institucional Responsive

Los jóvenes dominicanos, esos desconocidos

Monitor Caribe-Haití Año 4, Número 6 • 16-31 de marzo 2019
1 abril, 2019
Indicadores económicos 26 de marzo de 2019
26 marzo, 2019
Los-jóvenes-dominicanos,-esos-desconocidos-1

Los jóvenes dominicanos, esos desconocidos

“Estado de situación y políticas en materia de formación y empleo juvenil en la República Dominicana”

INTRODUCCIÓN

Este documento tiene como propósito servir de herramienta para la toma de decisiones referentes al diseño e implementación de políticas orientadas a promover la inserción laboral de la población joven de la República Dominicana. Para esto, se realiza un diagnóstico de la situación socioeconómica de este grupo poblacional, así como un análisis de las principales políticas públicas y proyectos en materia de formación y empleabilidad juvenil, implementados durante el período que comprende los años desde 2000 a 2016.

El término juventud, según la UNESCO, se refiere al período de transición entre la infancia y la adultez, comprendido desde la culminación de la educación obligatoria hasta el ingreso del joven en su primer empleo. A nivel internacional, el rango de edad comúnmente utilizado para referirse a una persona como joven es de 15 a 24 años; sin embargo, esto puede variar dependiendo del contexto de cada país. En el caso de la República Dominicana, este se extiende hasta los 35 años (Ley General de la Juventud 49-00). Para fines de este estudio se utilizará el rango entre los 15 y 29 años de edad, debido a que las principales políticas de juventud en el país han sido dirigidas a personas de estas edades.

El empleo juvenil constituye uno de los principales retos que enfrentan los países, principalmente en América Latina, tanto por la limitada capacidad de las economías de generar suficientes empleos para la población joven, como por los bajos niveles educativos que esta presenta (OIT, 2017a). Por tanto, resulta de vital importancia garantizar el acceso a oportunidades educativas a los jóvenes, no sólo para aumentar sus posibilidades de obtener un empleo de calidad, sino también porque se ha demostrado que la acumulación de capital humano tiene un impacto positivo en el crecimiento económico (Lucas, 1988) (IBM, 2010).

Resulta de vital importancia garantizar a los jóvenes el acceso a oportunidades educativas, puesto que se ha demostrado que la educación es uno de los principales determinantes del crecimiento económico. Estas oportunidades en materia educativa deben venir acompañadas de esfuerzos tendentes a promover la inserción laboral de los jóvenes, ya que estos representan el mayor grupo etario dentro de la Población Económicamente Activa. En este contexto, se hace necesario estudiar las políticas y programas de formación y empleabilidad dirigidas a los jóvenes, a fin de contribuir con su mejora.

 

Free WordPress Themes, Free Android Games
Tamaño letra
Contraste