Escudo Institucional Responsive

La Inversión Pública destinada a La Niñez en la República Dominicana 2010 – 2013

Política de Cooperación Internacional para el Desarrollo de la República Dominicana
23 agosto, 2016
Política Nacional de Cambio Climático (PNCC)
27 julio, 2016
planificacion-unicef-1

La Inversión Pública destinada a La Niñez en la República Dominicana 2010 - 2013

PRESENTACIÓN

El Ministerio de Economía,Planificación y Desarrollo se complace en presentar el estudio “La Inversión Pública Destinada a la Niñez en la República Dominicana 2010-2013”.

Se trata de una estimación de la inversión pública en niños, niñas y adolescentes llevada a cabo en el período indicado.

Por primera vez se realiza en el país un análisis de este tipo, orientado a este importante segmento de la población. La investigación y preparación del informe estuvo a cargo de dos reconocidos consultores nacionales, Miguel Ceara-Hatton y Pavel Isa Contreras, con los auspicios y la asistencia técnica del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF). La coordinación general del estudio estuvo a cargo del Ministerio de Economía, Planificación y Desarrollo (MEPyD).

Entre los hallazgos más relevantes del estudio, se establece que en el 2013 el gasto social orientado a la niñez en el país representó el 3.6% del PIB (RD$90 mil millones); esto significó un incremento del 56% en relación al promedio de los tres años anteriores. La explicación de este salto está en la intensificación en ese año de la inversión pública en el sector educativo. Este nivel de inversión coloca a la República Dominicana dentro del rango promedio de la región, y viene a completar una serie de esfuerzos que el país ha venido desarrollando durante los últimos años.

Desde inicios de la década de los 90s, a raíz de la ratificación de la Convención sobre los Derechos del Niño como primerinstrumento internacional que reconoce a los niños y niñas como agentes sociales y como titulares activos de sus propios derechos, se han realizado en el país importantes iniciativas en aras de mejorar las condiciones de vida de la niñez y la adolescencia dominicana.

En el estudio se ponen de relieve los avances alcanzados. Por ejemplo, en el marco legal, el país diseñó e implementó herramientas acordes con la referida Convención. En este sentido, se dispone de la Ley 136- 03 que establece el Código para el Sistema de Protección y los Derechos Fundamentales de Niños, Niñas y Adolescentes, y el Decreto 102-13 que crea el Sistema Nacional de Protección y Atención Integral de la Primera Infancia, y establece los lineamientos para el Plan Nacional de Protección y Atención Integral a la Primera Infancia.

En este nuevo contexto, el abordaje de política pública para este grupo etario cambió en el país, pasando de una orientación basada en las necesidades a una focalización sustentada en los derechos humanos de los niños. El reconocimiento como sujetos de derechos tiene implicaciones en términos de requerimiento de recursos públicos y de expresión en los presupuestos de las instituciones. Es una convicción hoy en día que la inversión en infancia es de alta rentabilidad social, ya que incide directamente en la acumulación y desarrollo del capital humano y social.

El presente estudio constituye un esfuerzo por ofrecer información cuantitativa sobre la inversión social destinada a la niñez en el presupuesto nacional. Además de establecer una línea base para el monitoreo de los niveles de inversión que se efectúen en los próximos años, el estudio permite conocer los montos y la distribución del presupuesto destinado a niños, niñas y adolescentes en el país, y establece pautas para futuros análisis de otras dimensiones de dicha inversión, tales como su calidad, transparencia, equidad, eficiencia y eficacia.

En general, puede afirmarse que los esfuerzos de gasto público a favor de la niñez realizados en el país han sentado las bases sobre las cuales se establezcan las condiciones necesarias para garantizar el bienestar de los niños niñas y adolescentes dominicanos.

La infancia de una nación es realidad concreta del presente y visión promisoria de futuro. En este sentido, el alcance de una cada vez mayor justicia intergeneracional es una tarea de la más alta prioridad de una sociedad comprometida con su pleno desarrollo.

JUAN TEMÍSTOCLES MONTÁS
Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo

Free WordPress Themes, Free Android Games
Tamaño letra
Contraste