Escudo Institucional Responsive

Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) Informe de Seguimiento 2013

Ejecución Físico Financiera Proyectos de Inversión Pública, Enero – Diciembre 2013
5 marzo, 2014
Informe de Cooperación Internacional No Reembolsable en la República Dominicana 2013
30 enero, 2014
Informe-de-seguimiento-ODM-2013---RD-1

Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM) Informe de Seguimiento 2013

Introducción

Presentamos a la sociedad dominicana el tercer informe de los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), los cuales forman parte de una agenda de compromiso mundial para la construcción de la equidad y el desarrollo de un mejor vivir para los hombres y mujeres del mundo.

Los ODM apuntan a metas concretas relacionadas con el logro del desarrollo de las personas, especialmente de aquellas que tienen menos posibilidades de alcanzar una vida plena: eliminar la pobreza extrema y el hambre, alcanzar el acceso universal a la educación primaria, lograr la equidad de género, reducir la mortalidad infantil, mejorar la salud materna, diezmar el VIH/SIDA y asegurar la sostenibilidad ambiental.

El país asumió el compromiso desde el principio, en el año 2000; y en mayor o menor medida, los ODM han permeado en los distintos instrumentos del Sistema Nacional de Planificación las políticas, acciones e intervenciones de los sucesivos gobiernos, de las organizaciones no gubernamentales y de la comunidad internacional.

Este tercer informe sigue la ruta del anterior, realizado en el año 2010, con el fin de rastrear el desempeño y descubrir los rezagos en el cumplimiento. ¿Cuánto hemos avanzado en la consecución de las metas de los ODM? ¿Dónde estamos? ¿Cuánto nos falta? ¿Qué estamos haciendo y qué debemos hacer para acelerar el paso? El informe que presentamos nos aproxima a las respuestas a estas cuestiones.

Indudablemente, las cuentas rendidas podían haber sido más prometedoras; sin embargo, hay que reconocer que el informe reporta buenas noticias en términos de resultados. Hay ámbitos del desarrollo en los que el país ha avanzado en el sentido correcto y al ritmo convenido: son los indicados en las notas verdes del documento, que son reconfortantes.

Por ejemplo, podemos contar que el país ha logrado mejoras significativas en la reducción de las personas que padecen hambre, así como en la construcción de la equidad de género en el acceso a la educación; que se ha reducido de manera importante el avance del VIH/SIDA; que ha habido progresos en relación con la sostenibilidad del medio ambiente, puesto que se exhiben indicadores que dan cuenta del considerable aumento de la superficie de tierras cubiertas por bosques; que la proporción de personas con acceso a agua potable y a servicios básicos ha crecido satisfactoriamente; y que ha mejorado de manera significativa la vida de los ciudadanos que habitan en los barrios marginados.

Desafortunadamente, no podemos mostrar el mismo optimismo en todas las esferas, pues también están las notas rojas del informe: son aquellas que suponen un gran reto para el Gobierno y la sociedad dominicana, donde hay una mayor acumulación de pasivos sociales, y que señalan dónde poner el énfasis en los próximos años, con vistas al 2015 y más allá, para disminuir la brecha que separa al país del logro de las metas del milenio.

Es evidente que hay que realizar un esfuerzo enorme y sostenido para erradicar la pobreza extrema.

Son muy prometedores, por ejemplo, los esfuerzos actuales de la sociedad dominicana para mejorar la calidad de la educación, componente fundamental para el desarrollo de una nación más equitativa y cohesionada.

Además, la calidad de la salud, sobre todo en lo relativo a la mortalidad materna e infantil, y la igualdad y el empoderamiento de la mujer representan retos no menos trascendentales.

Los esfuerzos del Gobierno encabezado por el Presidente Danilo Medina por impulsar la calidad de la educación, un mejor desarrollo de la agropecuaria, la mejora del sistema de salud y el desarrollo de las pequeñas y medianas empresas, entre otros, ponen de manifiesto que las señales de alerta roja han sido tomadas; que la voluntad política está dispuesta para revertir situaciones de precariedad que perviven en amplios sectores de la sociedad dominicana; y que está en marcha ya el proceso para desarrollar ese país próspero y esa sociedad cohesionada, con equidad e igualdad de oportunidades, acorde con la visión 2030 consignada en la Estrategia Nacional de Desarrollo.

Ing. Juan Temístocles Montás
Ministro de Economía, Planificación y Desarrollo

Free WordPress Themes, Free Android Games
Tamaño letra
Contraste