Escudo Institucional Responsive

Atribuciones del Centro Nacional de Fomento y promoción de las Asociaciones sin Fines de Lucro


Según el artículo 27 de la Ley 122-05, corresponden al Centro las siguientes atribuciones:

  1. Validar la clasificación de las ASFL establecida en la incorporación.
  2. Calificar a las ASFL para obtener fondos públicos y el aval del Estado.
  3. Recomendar al Poder Ejecutivo la concesión de fondo s públicos.
  4. Llevar el Registro Nacional de Habilitación.
  5. Contribuir a la difusión de las actividades y aportes de las ASFLs.
  6. Propiciar servicios de información, estudios y otros sobre los aportes de las ASFLs.

Atribuciones que el Poder Ejecutivo ha interpretado en el artículo 95 del Decreto 40-08, se encuadran dentro del siguiente marco de competencia s de carácter administrativo:

  1. Fomentar la creación de las asociaciones sin fin es de lucro, apoyar su funcionamiento y dar seguimiento a sus actuaciones.
  2. Formular propuestas sobre líneas estratégicas y prioridades de actuación de las políticas del Gobierno dirigidas a las asociaciones sin fines de lucro.
  3. Proponer al Poder Ejecutivo la aprobación de normas, planes y programas a favor de la creación, funcionamiento y actuación de las asociaciones sin fines de lucro y su participación en la elaboración y en la ejecución de las políticas públicas.
  4. Canalizar hacia el Poder Ejecutivo las iniciativas y demandas de las asociaciones sin fines de lucro.
  5. Promover la concesión de ayudas y recursos públicos y privados hacia las asociaciones sin fines de lucro.
  6. Recomendar al Poder Ejecutivo la inclusión en el Presupuesto General del Estado, de las solicitudes de avales, ayudas y aportes mediante contratos de servicios, convenios de gestión, apoyos a programas y proyectos que presenten las asociaciones sin fines de lucro.
  7. Registrar, supervisar y evaluar el uso dado por estas asociaciones a los fondos públicos que les son asignados por el Estado.
  8. Promover acciones de capacitación y divulgación para el cumplimiento de sus fines.

A lo anterior hay que añadir que en el artículo 97 del referido Decreto, el Poder Ejecutivo ha especificado el contenido de las atribuciones enumeradas en la ley 122-05, que deberán interpretarse comprenden las de:

  1. Seleccionar, actuando en representación del gobierno nacional, a los miembros del mismo que representan a la sociedad civil, entre los candidatos que figuran en las ternas.
  2. Validar la clasificación de las asociaciones sin fines de lucro, establecida en su incorporación.
  3. Consignar los datos de las asociaciones sin fine s de lucro en el Registro Nacional de Habilitación del Centro, en base al Registro de Incorporación y al Registro de Habilitación del ministerio u otro organismo estatal que corresponda.
  4. Contribuir a la difusión de las actividades y de los aportes de las asociaciones.
  5. Facilitar y coordinar la canalización de recurso s hacia las mismas.
  6. Recomendar al Poder Ejecutivo la inclusión en el Presupuesto General del Estado, de los avales, ayudas y aportes solicitados por las asociaciones sin fines de lucro.
  7. Informar los proyectos de disposiciones generales relacionados con las asociaciones sin fines de lucro, que les sean consultados por los organismos y entidades públicas.
  8. Conocer previamente y asesorar sobre las convocatorias de ayudas públicas, dirigidas a las ASFLs.
  9. Asesorar e informar las consultas que le son formuladas por los organismos e instituciones oficiales en asuntos que afectan a las ASFLs.
  10. Fomentar el desarrollo de sistemas de calidad en las asociaciones sin fines de lucro.
  11. Promover la realización de instructivos, talleres y seminarios sobre las ASFLs.
  12. Informar el presupuesto anual del Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones sin Fines de Lucro.
  13. Propiciar los servicios de información, estudios, y elaboración de estadísticas entre otros, sobre las actividades que desarrollan las asociaciones sin fines de lucro y los aportes de las mismas a las políticas públicas y al desarrollo del país.

En diciembre 2012, entró en vigor la Ley No.61-13, que establece el régimen jurídico del voluntariado en la República
Dominicana desarrollado por los ciudadanos y ciudadanas a través de entidades sin ánimo de lucro, regulando los derechos y obligaciones que surgen de la relación entre las personas voluntarias y las entidades, así como su colaboración con la administración nacional y municipal.

Según el artículo 15 de la referida ley, el Centro Nacional de Fomento y Promoción de las Asociaciones sin Fines de Lucro será el organismo responsable de supervisar los programas de servicios voluntarios, teniendo las siguientes funciones:

  1. Recibir anualmente las informaciones sobre los programas de servicios voluntarios realizados por las entidades gestoras de acción voluntaria.
  2. Llevar un registro de todos los programas de servicios voluntarios clasificados de manera temática, identificando las actividades realizadas por cada uno.
  3. Establecer el procedimiento de presentación de la información.
  4. Presentar anualmente un valor estimado del aporte del servicio voluntario al desarrollo social del país, que refleje de manera general la cantidad de personas involucradas y el tiempo dedicado.
  5. Desarrollar acciones tendentes a promocionar el voluntariado y conectarlo con la planificación municipal y los objetivos de la Estrategia Nacional de Desarrollo.
  6. Promover el reconocimiento y visibilizarían del voluntariado como herramienta de desarrollo social.
  7. Elaborar el reglamento de la presente ley en coordinación con las instituciones que desarrollan programas de servicio voluntario, en un plazo no mayor de dos (2) años contados a partir de la promulgación de la presente ley.
  8. Diseñar una base de datos sobre la información de los voluntarios y las organizaciones gestoras de programas de personas voluntarias.
Free WordPress Themes, Free Android Games
Tamaño letra
Contraste
Logo MEPyD